Vista aérea del Santuario de la naturaleza de Hualpén y de la desembocadura del río Biobío.

La península de Hualpén fue declarada santuario de la naturaleza en 1976, pero el 80% de la propiedad de los terrenos dentro del Santuario de la Naturaleza están en manos de privados, hecho inaudito dentro de las áreas protegidas en Chile. Lamentablemente no cuenta con un modelo de gobernanza ni un organismo que lo administre, esto ha llevado a una progresivo deterioro ambiental iniciado hace más de 4 décadas, con la tala de bosques nativos para uso ganadero y la plantación de monocultivos de pinos y eucaliptus; la sobrepoblación de perros vagos, el silencioso daño ocasionado por la sobrepoblación de ratas negras y pardas producto de la gran cantidad de micro basurales dentro del santuario, y últimamente por la explosión de visitantes e inescrupulosos que utilizan el Santuario para realización de fiestas masivas y como vertedero; lo que pone en riesgo la biodiversidad única que aun sobrevive a duras penas en el “Santuario”.

A lo anterior se suma el asechado de un posible proyecto inmobiliario de más de 300 hectáreas que, se estima, sumaría 5.000 nuevos habitantes al santuario.

Video: Informe Tierra

Si quieres conocer más de Hualpén, puedes hacer click en Informe Hualpén
Conocer para proteger… el primer paso!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *